¿Qué Debes De Hacer Después Del Shock Inicial De Ser Diagnosticada Con La Enfermedad De Parkinson?

Una vez te diagnostiquen la enfermedad a lo mejor no sabes que hacer y te sientes desilusionada.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Lo primero es que no entiendes exactamente que es esta enfermedad.  Esta enfermedad es un trastorno cerebral neurodegenerativo que progresa lentamente en la mayoría de las personas.  Los síntomas de la mayoría de las personas tardan años en desarrollarse aunque estén viviendo ya con la enfermedad.

¿Qué Hacer Cuando Te Diagnostican La Enfermedad De Parkinson?

En el corto plazo, encuentra un médico que sea adecuado para ti y pueda ayudarte a manejar los síntomas a lo largo de la enfermedad.  Puedes buscar ayuda a través de especialistas en trastornos del movimiento local y neurólogos con entrenamiento adicional en la enfermedad de Parkinson.  Habla con tu familia sobre las decisiones a largo plazo (testamentos, vida asistida y otras preocupaciones a largo plazo).

Entiende la gama completa de síntomas de esta enfermedad.  No todas las personas con esta enfermedad experimentan cada síntoma.  Pero sabiendo qué esperar puede ayudarte a reconocer síntomas menos conocidos como la depresión y los trastornos de la visión, por ejemplo.

Empieza a hacer ejercicio.  La investigación sugiere que el ejercicio regular puede ayudar a mejorar los síntomas como la rigidez y las dificultades de equilibrio. Nunca es demasiado temprano, o demasiado tarde, para hablar con tu médico y comenzar un programa.

Aprende sobre preocupaciones, miedos y expectativas.  Este diagnóstico puede traer muchas emociones difíciles.  Los síntomas relacionados con el habla y el estado de ánimo también pueden hacer que expresar esas preocupaciones sea más difícil.

Dieta.   Ninguna dieta en particular puede prevenir esta enfermedad o sus síntomas. Una dieta sana y equilibrada puede mejorar el bienestar general. Comer frutas y verduras puede ayudarte a mantenerte energizada e hidratada.  Alimentos y líquidos ricos en fibra pueden aliviar los síntomas de estreñimiento o presión arterial baja.  Muchas veces el régimen de medicamentos también puede afectar tu dieta.  A lo mejor deberás ajustar el tiempo y la composición de las comidas para poder permitir que los medicamentos funcionen mejor.  También es posible que debas evitar alimentos específicos para prevenir los efectos secundarios.

Es necesario que trabajes con tu médico o un dietista para diseñar una dieta que se adapte a tus necesidades.  Fuente:  https://www.apdaparkinson.org/