¿Deberían Extraños Decirte Cómo Criar Tus Hijos?

¿Deberían extraños decirte cómo criar a tus hijos?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¿Te ha pasado que un extraño, vecino, o amigo te dice que debes de corregir a tu chiquillo y te enojas? ¿Te ha pasado también que estas en la tienda y las personas alrededor le dan una mirada de disgusto a tu chiquillo?

Si ese es tu caso, no estás sola.  Este tema es bien delicado ya que si alguien te aconseja te puedes enojar.  Si no lo hacen corres el peligro de que tu chiquillo no sea aceptado por la sociedad.  En días pasados fuimos a un lugar de lectura para editar algunas publicaciones.  Este lugar está supuesto a ser un lugar para personas ir a leer, beber un café, y hacer sus tareas o negocios.

Nos sorprendió ver que varias madres entraron a ese lugar con sus niños.  Los niños tenían de 2 a 10 años.  Algunos de los niños empezaron a hablar alto, saltar en los corredores, desarreglar los libros de los pasillos, y a gritar de una manera espantosa.  Nos quedamos sorprendidos que las madres no corrigieron a sus pequeños, especialmente porque ese lugar era un lugar de lectura.  Varias personas miraban a los chiquitines con odio y de una forma detestable.

Nosotros no sabíamos qué hacer, ¿Le decimos algo a las madres para que controlen a sus chiquitines o no? Decidimos no decirles nada.  De repente, una señora que estaba en la mesa detrás de la nuestra se levantó y le dijo a una de las madres que ella debía tener más control de sus hijos.  La madre le dijo que “nadie tiene derecho a hablar mal de sus hijos” y que “ella sabe cómo criar sus hijos”.   La señora le dio una de esas miradas que no necesitan palabras y se sentó.

Me quedé pensando si las madres se vuelven inmunes a las actividades de sus hijos y consciente (o inconscientemente) ignoran la forma en que sus hijos actúan.   ¿Será que las madres necesitan que alguien más viva las experiencias que ellas están viviendo con sus chiquitines?

¿Deberían Extraños Decirte Cómo Criar Tus Hijos?

Me recordé que cuando estaba creciendo los vecinos siempre estaban pendientes si nos comportamos.   Si nos veían comportándonos de una manera indebida nos decían “de todo” y luego iban donde nuestros padres a darles la querella.   El vecindario completo estaba envuelto en nuestro crecimiento.  Si un vecino te veía salir de la escuela antes de tiempo te ibas a meter en problemas con tus padres.   En esa época se creía que “la tribu cría a los niños”.  Fuente:  https://www.unicef.org/

Hoy en día, los padres quieren criar a sus hijos solos.  Ellos les permiten a sus hijos hacer cosas que no son aceptadas por la sociedad.  Como consecuencia, esos pequeñines no son bienvenidos por sus amistades.

Luego me puse a pensar desde el punto de vista de esos pequeñines.   Los niños, por lo general, son bien activos y se aburren rápido.  Ellos necesitan estar entretenidos en cosas que les interesa para quemar todas esas energías y poder dormir tan pronto lleguen a sus casas.  Entonces, ¿Por qué están las madres llevando a sus pequeñines a lugares que están diseñados para adultos?

¿Deberíamos de culpar a los padres, en vez de los chiquitines, por el mal comportamiento de sus niños? Danos tu opinión.