Te Estas Quedando Calvo ¿Deberías De Cortarte Todo El Cabello O Dejar Que Se Caiga?

¿Qué debes de hacer si te estas quedando calvo?

La alopecia masculina se debe principalmente a factores genéticos.  También existen otros desencadenantes como el estrés o una mala alimentación.  Estos conllevan a un déficit nutritivo, y alteraciones hormonales.  Otras causas pueden ser los efectos secundarios de determinados medicamentos, inflamación de los folículos pilosos, o un cuidado inapropiado de pelo…

La pérdida del pelo conlleva a que pierdas esa protección natural contra el sol, el viento o el frío.  Por consiguiente, es posible que desarrolles lesiones en el cuero cabelludo si no lo cuidas.  Estas lesiones son conocidas como queratosis actínicas o queratosis por la luz solar.  Ellas son las precursoras de un cáncer de piel en un futuro.

Lo primero que debes hacer cuando si te estás quedando calvo es acudir a tu dermatólogo.  Tu dermatólogo va a establecer un diagnóstico correcto sobre el tipo de pérdida de pelo, de alopecia, que estás sufriendo.  Luego te va a indicar el tratamiento adecuado para tratarlo.

Cortar por lo sano o dejarlo caer.  Desde el primer momento en que empieza a caerse el cabello hay que dejarse aconsejar por los especialistas.  Ellos te dirán lo que mejor le conviene a tu cabeza.  Un error que cometen aquellos que deciden cortarse todo el cabello es no hidratar y proteger el cuero cabelludo.  El hecho de que no tengas cabello no significa que dejes de cuidar esta zona.

Te Estas Quedando Calvo ¿Deberías De Cortarte Todo El Cabello O Dejar Que Se Caiga?

El afeitarse constantemente crea una agresión en la piel. Debes de preparar tu afeitada de forma adecuada.  Una vez salgas de la ducha aprovecha que el poro está abierto por el calor y la humedad del agua caliente.  Usa una buena crema o espuma de afeitar, una buena cuchilla y un buen hidratante luego de afeitarte.

¿Cómo se lava la cabeza un calvo?  Lo primero que debes de hacer es usar champú para pieles delicadas.  Esto se debe a que el cuero cabelludo está más delicado ya que carece de protección.  El cuero cabelludo requiere unos cuidados especiales que se acentúan cuando ha sido desprovisto de la protección del cabello.  Al no tener está más expuesto a las agresiones externas y del sol.

Generalmente el cabello absorbe la producción de grasa y sudoración que el cuero cabelludo produce.  Cuando el pelo se ha perdido, estas segregaciones se convierten en un problema para las personas con alopecia.  El cabello nos defienden físicamente de los factores ambientales.  Al no tenerlo, debes de aplicar constantemente una protección solar adecuada o utilizar una gorra o sombrero.  Estos pasos evitarán el daño de las radiaciones solares en tu cuero cabelludo.

¿Cómo ponerle remedio?  La prevención es fundamental para evitar llegar a esta situación.  Llevar una dieta rica en minerales y nutrientes que pueden ayudar notablemente a retrasar o parar la calvicie.  Otra opción es realizar un trasplante de pelo para recuperar el pelo en aquella área en la que lo hemos perdido.  Para ello será necesario disponer de una zona dadora, o zona donante.  También debes de evaluar la dimensión entre la zona y zona receptora, y planificar adecuadamente un trasplante. Siempre hay que combinar un buen trasplante con un buen tratamiento postoperatorio y una buena alimentación.

Otro método es la infiltración capilar.  Este consiste en realizar infiltraciones de vitaminas, minerales y oligoelementos con el fin de estimular el crecimiento folicular.  Por lo general, no provoca ningún efecto secundario.  Debido a estas sustancias, el bulbo debilitado se refuerza con los nutrientes que necesita para acelerar su recuperación.  Fuente: https://www.elperiodico.com y https://www.abc.es.

Otra opción es el tratamiento de plasma rico en plaquetas.  Este es indicado para una alopecia moderada.  Esto se debe en que consiste en extraer el plasma rico en plaquetas de la propia sangre del paciente para luego utilizarlo para acelerar la regeneración del folículo piloso.  Este plasma se infiltra en el cuero cabelludo para incrementar la irrigación sanguínea de la zona y el proceso de nutrición natural del cabello.  Por consiguiente, no sólo se regeneran los folículos pilosos ya dañados, sino que se crean nuevos.

Comments

comments