Suplementos Y Vitaminas, ¿Serán Realmente Beneficiosos Para Tu Salud?

¿Cuá es la razón por la que muchas tomamos suplementos y vitaminas?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por lo general, los sestos se deben tomar si el cuerpo no está recibiendo suficientes antioxidantes a través de tu alimentación diaria.  Tomarlos puede ser una buena idea para aumentar la protección contra los radicales libres y la oxidación.  Pero, consumir demasiados de ellos puede ser tan perjudicial para el cuerpo como la carencia.

¿Son Los Suplementos y vitaminas Beneficiosos Para Tu Salud?

Los suplementos generalmente interactúan negativamente con muchos medicamentos recetados por los doctores.  Recomendamos que sepas lo que estás tomando y cómo se comporta con otros alimentos en tu dieta.  Pregúntale a tu médico o dietista antes de empezar a tomar suplementos o vitaminas, especialmente si estás recibiendo tratamiento médico tradicional.  Fuente: https://www.drberg.com/

Te recomendamos los siguientes suplementos y vitaminas, que son antioxidantes, si tu medico te da luz verde para tomar suplementos o si eres una persona relativamente saludable:

Algunos suplementos que son antioxidantes incluyen el extracto de semilla de uva, píldoras de ajo, y los aceites de pescado.  El extracto de té verde es uno de los mejores antioxidantes ya que contiene polifenoles y flavonoides.  Con su concentrado 10-40 mg de polifenoles, un suplemento proporciona el cuerpo con la misma cantidad de antioxidantes que muchas porciones de frutas y verduras lo haría.

El ácido lipoico es también un potente antioxidante responsable de contrarrestar los radicales que se encuentran en las mitocondrias.   Toda la energía para las células se genera en las mitocondrias.  Los radicales libres que se forman allí juegan un papel importante en los procesos de envejecimiento del cuerpo, por lo que el uso del ácido lipoico es una buena defensa contra esos daños.

Otros antioxidantes vienen en forma de vitaminas o minerales como la vitamina A, Vitamina B12, Beta caroteno, Ácido fólico, y La vitamina E.