Nuestra Campaña – Dile “NO” Al Suicidio

El suicidio parace estar aumentando diariamente.

Lo que asusta es que ya no existe una edad promedio en la que las personas comenten este acto.  Si nos fijamos en la noticia vemos que personas en la media edad y adolescentes entán en riesgo.  Te pedimos leas lo siguiente para poder ayudar a aquellas personas que necesiten de tu ayuda.

Cuando echamos un vistazo de cerca a la dieta de las personas deprimidas, una observación interesante es que su alimentación está lejos de ser suficiente.  Ellos hacen malas elecciones de alimentos, los cuales contribuyen a la depresión.  La evidencia reciente sugiere una relación entre los niveles bajos de serotonina y el suicidio.

Dile “NO” Al Suicidio

La depresión es un trastorno asociado con los principales síntomas tales como aumento de la tristeza y la ansiedad, pérdida de apetito, el estado de ánimo deprimido, y una pérdida de interés en actividades placenteras.  Si no hay intervención terapéutica oportuna, este trastorno puede llevar a consecuencias variadas.  Los pacientes que sufren de depresión presentan tendencia suicida en un grado mayor.  Por lo tanto suelen ser tratados con antidepresivos y / o psicoterapia.

Las deficiencias en los neurotransmisores como la serotonina, la dopamina, la noradrenalina y γ-aminobutírico (GABA) a menudo se asocian con la depresión.  Varios estudios han indicado que los aminoácidos triptófano, tirosina, fenilalanina y metionina suelen ser útiles en el tratamiento de muchos trastornos del estado de ánimo como la depresión.  Cuando se consume por sí sola con el estómago vacío, triptófano, un precursor de la serotonina, generalmente se convierte en serotonina.  Fuente:  https://www.nimh.nih.gov/

Las deficiencias nutricionales más comunes que se observan en los pacientes con trastornos mentales son los ácidos grasos omega-3, vitaminas del complejo B, minerales y aminoácidos que son precursores de neurotransmisores.  La acumulación de pruebas a partir de estudios demográficos indican un vínculo entre el alto consumo de pescado y la baja incidencia de los trastornos mentales.  Esta tasa de incidencia más baja es el resultado directo de la ingesta de ácidos grasos omega-3.  Uno o dos gramos de ácidos grasos omega-3 tomados diariamente es la dosis generalmente aceptada para individuos sanos.  Pero, se ha demostrado que 9.6 gramos puede ser seguro y eficaz para los pacientes con trastornos mentales.

La mayoría de las dietas asiáticas por lo general también carecen de frutas y verduras.  Esto conduce a las deficiencias de minerales y vitaminas.  La importancia de los diversos nutrientes pueden ayudar a tu salud mental.  Por consiguiente, te recomendamos que busques la asistencia de un profesional de la salud mental y de la alimentación para que salgas de esa depresión.

Comments

comments