Tratamiento Para El Dolor Crónico De Rodilla

Cada causa subyacente del dolor crónico de rodilla tiene un tipo específico de tratamiento, que puede incluir terapia física, medicación, cirugía o inyecciones.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Las personas que tienen sobrepeso o son obesos tienen un mayor riesgo de problemas de rodilla. Por cada libra que tienes de sobrepeso, la rodilla debe absorber unas cuatro libras extras de presión al caminar, correr o subir escaleras.  Otros factores que aumentan el riesgo de dolor crónico de rodilla incluyen los años, lesiones o traumatismos previos, o la actividad deportiva o ejercicio físico.

Tratamiento Para El Dolor Crónico De Rodilla

La bursitis, una causa común del dolor en la rodilla, se trata de las siguientes maneras:

  • Aplicar hielo en la rodilla durante 15 minutos una vez por día durante tres o cuatro horas.  No apliques el hielo directamente sobre la rodilla; en cambio, cubre la rodilla con una toalla de algodón.  Coloca el hielo en una bolsa de plástico con cierre, y luego coloca la bolsa sobre la toalla.
  • Usa zapatos con cojines, no planos, que apoyan tus pies y no exacerban el dolor.
  • Evita dormir de lado.  Usa almohadas situadas a ambos lados de tu cuerpo para evitar moverte de lado.  Cuando estás acostada de lado, mantén una almohada entre las rodillas.
  • Permanece sentada cuando sea posible. Si tienes que estar parada, evita superficies duras y mantén tu peso distribuido por igual en ambas piernas.
  • Baja de peso si tienes sobrepeso u obesidad.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo para el dolor crónico de rodilla? Algunos dolores en la rodilla, sobre todo el dolor causado por la osteoartritis, es probable que sean permanente.  Esto se debe a que la estructura de la rodilla está dañada.  Aún con cirugía o cualquier otro tipo de tratamiento extenso, continuarás sintiendor dolor, inflamación, e hinchazón en la rodilla.

Recuerda, el dolor de rodilla crónico puede presentarse como dolor constante o como dolor agudo cuando caminas o corres.  Adicionalmente, se presenta como molestias que sientes que la rodilla está llena de agujas.  También puedes experimentar hinchazón crónica y dolor cuando te tocas la rodilla.