¿Cómo Aliviar La Fascitis Plantar?

Debes leer este articulo si ya estás cansada de vivir con dolor en la planta de tus pies o en los talones (conocido técnicamente como fascitis plantar).

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Aquí te presentamos estrategias sugeridas por podólogos y fisioterapeutas.  Estas sirven para aliviar ese dolor que es a menudo insoportable, ya sea temporal o, en muchos casos permanente.

¿Cómo aliviar la fascitis plantar?

Descansar un poco.  Toma un breve descanso de cualquier actividad física en que estés participando (ya sea estar de pie por largo tiempo, correr, entrenamiento intenso, etc.)

Hielo en sus pies Rodar los pies sobre una botella de agua congelada por 20 minutos antes de la hora de acostarse aliviará tu dolor.

Estiramiento.  Estrechar el pie puede ayudar a aliviar la inflamación de la fascia plantar.

Masaje.  El masajear suavemente tu pie te ayudará a aliviar malestares y aflojará el ligamento de la fascia, así como los otros músculos en la parte inferior del pie.  Al principio, el masaje te va a doler pero valdrá la pena soportar ese dolor inicial ya que tu dolor disminuirá después del masaje.

Encintar tus pies.  Los atletas, en su gran mayoría, usan cintas pegantes para estirar sus músculos y mantener el rango de movimiento.  La ventaja de encintar tus pies es que además de estirar, proporciona apoyo y alivia el dolor.  Esta opción de tratamiento se utiliza para muchas lesiones comunes.

Insertos ortopédicos.  Varios estudios han demostrado que una de las mejores cosas que puedes hacer para deshacerte de la fascitis plantar es tener una rutina que incluye el uso de insertos ortopédicos para tus zapatos.

Hay varios tipos de diferentes insertos ortopédicos disponibles.  Entre ellos se encuentran aquellos para personas con pies anchos, y altos arcos.  También hay insertos diseñados específicamente para los corredores y mucho más.

Adicionalmente, el camino de la recuperación incluye la sostenibilidad.  En otras palabras, es necesario encontrar una dieta que puedas seguir y que sea deliciosa.  Si necesitas ayuda para adherirte a cualquiera de los siguientes alimentos quizá te convenga adoptar la dieta mediterránea.  Esta dieta está clasificada como una de las más saludables.  Lo mejor de todo, no tienes que comprar un libro de recetas.