Termina Y Prevén El Mal Aliento

¿Te ha pasado que saludas a alguien y de repente quieres vomitar por el mal aliento que tiene esa persona?

No sabes que hacer, ¿le digo o no le digo que le hiede la boca? Luego le das una menta o una goma de mascar para opacar ese aliento. Pero todo eso fue en vano.  El aliento no desaparece, se intensifica.  Quizá nosotras también tenemos mal aliento y no nos hemos dado cuenta.

Termina Y Prevén El Mal Aliento

Muchas veces el mal aliento se debe a falta de higiene bucal. Si esto es el caso, se soluciona con cepillarte después de cada comida grande.  También puedes cepillarte después de comer alimentos que dejen olores fuertes en tu boca.  Usa el hilo dental para extraer esas partículas de alimento que se quedan entre tus dientes.  A lo mejor esas partículas están causando el mal aliento.

Asegúrate de cepillar tu lengua también.  Hay varios cepillos para la lengua en el mercado.  Escoge los cepillos que sean suaves para evitar sangrado de la lengua.  Otra técnica es utilizar enjuague bucal.  Adicionalmente, asegúrate de cepillarte tus dientes todas las noches antes de irte a dormir para evitar la acumulación de bacterias mientras duermes.  Asegúrate de permitir a tu estomago digerir lo que comiste antes de añadirle más comida. Esto permitirá la fácil absorción de los alimentos en tu estómago.

Si todavía tienes mal aliento después de seguir una buena higiene bucal por un periodo corto de tiempo debes de buscar la causa.  A veces se debe al tipo de alimento que comemos.  Otras veces esto puede ser una señal de advertencia de la enfermedad de las encías (periodontal).  Algunas de las ausas del mal aliento incluyen aparatos dentales mal ajustados, las infecciones por hongos de la boca, y la caries dental.

Causas Del Mal Aliento

Una condición médica de la boca seca (también llamada xerostomía) también puede causar mal aliento.  La saliva es necesaria para humedecer la boca.  La saliva sirve para neutralizar los ácidos producidos por la placa.  Adicionalmente, lava las células muertas que se acumulan en la lengua, encías y mejillas.  Si no se eliminan, estas células se descomponen y pueden causar mal aliento.  La boca seca puede ser un efecto secundario de varios medicamentos, problemas de las glándulas salivales o la respiración continua por la boca.  Fuente: WebMD

Muchas otras enfermedades pueden se la causa.  Éstas son algunos a tener en cuenta: infecciones de las vías respiratorias como la neumonía o bronquitis, sinusitis crónica, goteo post-nasal, la diabetes, reflujo del ácido estomacal crónico y problemas hepáticos o renales.