No Le Digas Tus Secretos A Este Tipo De Personas

¿A quién le cuentas tus secretos?

Según estudios, lo que no contamos suelen ser cosas que están mal vistas, social o éticamente.  Se guardan secretos para prevenir vergüenza.  Fuente: https://expansion.mx/

 Alguien de confianza. Muchas personas necesitan desahogarse hablando de sus cosas personales con alguien de confianza.  El primer problema reside en la palabra “confianza”.  Esta palabra significa “seguridad”.  Quizá para ti esa persona te deposita confianza. Parece que, al nosotros decirles nuestras cosas personales a una persona de confianza, esperamos que esa persona mantenga bajo llave lo que le hemos contado.

Secretos – Ten Cuidado De Contarle Tus Cosas Intimas A Este Tipo De Persona

Por lo general, ese no es el caso.  Esa persona a la que le confías tus cosas tiene otra persona a la que ella le confía sus cosas.  Entre sus cosas se encuentra ese secreto que le has contado.

Persona que visita muchas casas.  Este tipo de persona va de casa en casa recogiendo y llevando cuanto tipo de chisme encuentra.  Muchas veces ellas dicen las cosas que les has contado a otros inintencionalmente.  Otras veces, lo hacen para hacerse sentir superior o importante.

Personas que tenga mucho prejuicio. Las personas que tienen prejuicios no van a cambiar.  Llegara un punto en sus vidas en lo que van a tener que contar esa cosa que no les agrada.  Justamente tu divino secreto.

Aquella persona que esta directa o indirectamente relacionada con lo que le vas a decir.  Lo mejor que puedes hacer es no contarle a esa persona eso que desesperadamente tienes que sacar de tu cuerpo.  Al hacerlo, estas poniéndola en una situación comprometedora.

Quizá todas las personas con las que te relacionas van a estar en las categorías mencionadas anteriormente.  Entonces, ¿a quien le puedes contar tus secretos?  Quizá a un ministro, Rabino, Pastor (a), sacerdote, psiquiatra, o psicólogo.  Estas personas, por lo general, llevan un voto de privacidad.  Si no confías en ninguna de ellas, o no tienes dinero para ir a un psiquiatra o psicólogo, lo mejor es no contárselo a nadie.

 

Comments

comments