Utiliza Una Botella Plástica Para Cultivar Tus Tomates Y Crecerán Cientos

Utiliza una botella plástica para cultivar tus tomates y crecerán cientos.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Esta técnica sencilla hará que tus tomates crezcan rápido y saludables.  El tomate es una hortaliza muy consumida en todo el mundo.  Esto es debido a los numerosos beneficios que aporta a nuestro organismo.  El cultivar tomates en casa nos dará la oportunidad de consumirlos a diario.  Adicionalmente este proporciona un gran impulso en nuestra salud.  Lo mejor de todo es también mejorar el sabor de los alimentos que cocinamos día a día.  Fuente: https://www.usda.gov/

Utiliza Una Botella Plástica Para Cultivar Tus Tomates Y Crecerán Cientos

Previene infecciones del tracto urinario.  Reduce la incidencia de infecciones del tracto urinario.

Ayuda a tener una piel sana.  Ayuda en el mantenimiento de dientes sanos, huesos, pelo y piel.

Antioxidante.  El tomate es un antioxidante muy eficaz contra los problemas de cáncer que causan los radicales libres.

Reduce el colesterol y protege al corazónEl consumo regular de tomates ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre.

Contrarresta el efecto del tabaco.  El ácido cumárico y el ácido clorogénico presentes en el tomate son esenciales en la lucha contra las nitrosaminas.  Estos se producen en el cuerpo al fumar y son los principales agentes cancerígenos en el humo del cigarrillo.

Mejora la visión.  La vitamina A que contiene el tomate ayuda a mejorar la visión, previene la ceguera nocturna y la degeneración macular.

¿Cómo se puede cultivar tomates en casa? Primero, cuando hablamos de los beneficios que el tomate aporta a nuestra buena salud nos referimos a tomates orgánicos.  Estos son los que están libres de químicos, pesticidas, etc.  Para tenerlos siempre a mano y aprovechar al máximo sus propiedades, lo más recomendable es cultivar tomates en casa.

 Necesitaremos:

  • 1 botella de refresco de 2L.
  •  1 planta pequeña de tomates.
  •  Agua.
  •  Tierra fértil.
  •  Tijera o cuchillo.
  •  Filtro de café.
  •  Palillo o listón de madera.
  •  Cable o soga.
  •  Cinta adhesiva o tela oscura.

Consejos:

  • La planta crecerá hacia abajo.  Debes de colgarla en algún lugar que no estorbe.
  • Asegúrate de que la planta reciba mucho sol.
  • Mantén el contenedor con agua hasta la mitad.
  • Asegúrate de que el gancho o viga sea segura.  De lo contrario se torna un poco pesada cuando comienza a dar frutas.