Quizá el mal aliento en tu boca se deba a que tus encías están inflamadas o enrojecidas. A lo mejor, también te sangran las encías cuando te cepillas