Sigue estos cuidados del pie si sufres de diabetes: Todo el mundo recibe una ampolla o un callo de vez en cuando, pero estas pequeñas molestias son mucho