¿Por Qué Me Duele Hasta El Alma?

¿Te ha pasado alguna vez que te duele hasta el alma, te duele todo?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Tomas cuantas cosas encuentras en la farmacia, pero nada hace que ese dolor tan fuerte se vaya.  Si ese es tu caso, a lo mejor tienes fibromialgia.  Esta es un trastorno caracterizado por dolor musculo esquelético.  Generalmente está acompañado de problemas de fatiga, sueño, memoria y estado de ánimo.  Investigadores creen que esta condición amplifica las sensaciones dolorosas que afectan la forma en que el cerebro procesa las señales de dolor.

¿Por Qué Me Duele Hasta El Alma?

Los síntomas de la fibromialgia incluyen:

El dolor generalizado.  El dolor asociado con la fibromialgia a menudo se describe como un dolor sordo constante que ha durado al menos tres meses. Para ser considerado generalizado, el dolor debe ocurrir en ambos lados de tu cuerpo y por encima y por debajo de la cintura.
Fatiga.  Las personas con fibromialgia a menudo se despiertan cansadas, a pesar de que informan dormir durante largos períodos de tiempo.  El sueño es a menudo interrumpido por el dolor.  Muchos pacientes con fibromialgia tienen otros trastornos del sueño, como el síndrome de piernas inquietas y apnea del sueño.
Las dificultades cognitivas.  Un síntoma que comúnmente se conoce como «fibroniebla» deteriora la capacidad para concentrarse, prestar atención y concentrarse en tareas mentales.

Otros problemas Muchas personas que tienen fibromialgia también pueden experimentar depresión, dolores de cabeza, y dolor o calambres en el abdomen inferior.

A veces los síntomas comienzan después de un trauma físico, cirugía, infección o estrés psicológico significativo.  En otros casos, los síntomas se acumulan gradualmente en el tiempo sin ningún evento de disparo único.

Las mujeres son mucho más propensas a desarrollar fibromialgia que los hombres.  Muchas personas que tienen fibromialgia también tienen dolores de cabeza por tensión, trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), síndrome del intestino irritable, ansiedad y depresión.  Fuente: https://www.mayoclinic.org/

Si bien no existe una cura para la fibromialgia, unas variedades de medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas.  El ejercicio, las medidas de relajación y reducción del estrés también pueden ayudar.