Esta Es La Razón Por La Que No Puedes Perder Peso…No Es Tarde Para Perder Esas Cuantas Libras Y Recuperar Tu Salud

Si eres como el resto de nosotras, a lo mejor ya has tratado veinte mil dietas y ejercicios para perder peso sin éxito alguno.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Sabemos lo frustrante que es y lo desconcertante ya que gastamos mucho dinero y tiempo tratando de perder peso.  Lo que quizá no has pensado es que probablemente tus glándulas adrenales están tan saturadas que ellas no te permiten bajar de peso, no importa lo que hagas.  Fuente:  https://draxe.com/

Estrategias naturales para combatir la fatiga adrenal

Las glándulas adrenales son glándulas que están justo encima de los riñones. Estas son las encargadas de gestionar tu respuesta metabólica de “lucha o huida”.

Dieta:  La dieta siempre es un buen lugar para empezar un tratamiento natural.  El primer paso es eliminar o reducir los “villanos”, todos aquellos alimentos que son inflamatorios para las glándulas adrenales:

Café:  El error común es tomarlo cuando estamos cansados (que es cuando él cuerpo nos pide descansar).  El café tiene muchas propiedades beneficiosas, pero es conveniente no usarlo como estimulante sino sólo en esos momentos en que no lo “necesitamos

Azúcar y endulzantes:  No sólo son inflamatorios, sino que además provocan resistencia a la insulina.  No hay que ir por la vida privándose de todo, pero es importante evitarlos en lo posible si tienes desregulación hormonal.

Comida procesada:  El aumento de toxinas (aditivos, conservantes, etc.) en tu cuerpo es estresante y aumenta el cortisol.

Aceites hidrogenados:  Estos aceites han sido alterados para que duren más.  Son muy inflamatorios y dañinos para el sistema en general.  Evita los aceites de semillas también (que son “anti metabólicos”).

Suplementos:  Si ya tienes síntomas de desregulación hormonal es necesario contar con todas las herramientas posibles para una recuperación rápida y segura.  Ciertos suplementos pueden ser muy poderosos pare combatir y revertir la fatiga adrenal.  Considera los siguientes: Vitaminas del grupo B, vitaminas C y D3-K2; Ashwagandha y albahaca sagrada (plantas adapto génicas); Magnesio (relajante) y zinc.

El segundo paso es añadir los alimentos que son curativos y antinflamatorios para las glándulas adrenales. Una lista básica incluye lo siguiente: coco, aceitunas, aguacates, sal sin refinar, brócoli y coliflor (estos al vapor), algas marinas como el Kelp o nori, proteínas de fácil asimilación, y más.  Estos alimentos son densos en nutrición, bajos en azúcares y tienen grasas y fibras saludables.

Reducción del estrés: Aquí tienes las ideas más importantes para tener en cuenta:

  • Descansa cuando estés cansado.  Tu cuerpo no es “vago”, simplemente lo necesita.
  • Duerme unas 8 horas por la noche y no vayas tarde a la cama.
  • Relájate un rato todos los días.
  • Ríete unos minutos todos los días.  Busca chistes en internet…lo que sea.
  • Aprende a minimizar el estrés laboral y de relaciones.
  • Come con regularidad y evita el azúcar y la cafeína.  El ayuno intermitente no es para todos.
  • Ejercítate según tu estado de forma.  El movimiento también es medicina, pero cada uno a su nivel.
  • Evita la gente pesimista y protestona.
  • Tómate tiempo para ti mismo.  Sin razón, porque “tú lo vales”.

También es necesario que sepas si sufres de hipotiroidismo, ya sea autoinmune o no.  Cuando nuestra tiroides no funciona bien, las glándulas adrenales tienen que “trabajar” más para compensar algunos parámetros como la temperatura corporal y el metabolismo.  El hipotiroidismo puede desencadenar fatiga adrenal, y viceversa.