Reduce Tus Nervios, Ansiedad, Y Estrés Con Esta Hierba…¡Que Buen Regalo De La Naturaleza!

Debes de tratar esta poderosa hierba medicinal si has tratado de controlar tus nervios o ansiedad y no has tenido éxito.

En medicina natural, Ashwagandha se considera adaptógeno.  Los adaptógenos son hierbas o sustancias botánicas que ayudan a equilibrar los sistemas fisiológicos de nuestro cuerpo (como nuestras glándulas suprarrenales y el sistema nervioso).  Por consiguiente, ayuda al cuerpo a adaptarse mejor al estrés o los ataques externos, la fatiga adrenal, el agotamiento adrenal, y problemas cardíacos y renales.

Ashwagandha puede ayudar a equilibrar las hormonas que contribuyen a la ansiedad.  Por un lado, puede encender tu cuerpo y darte energía cuando te sientes fatigado y quemado. Por otro lado, también puede suprimir las hormonas estimuladoras cuando estás extenuado y estresado. La ashwaghanda puede deprimir el sistema nervioso central, induciendo la relajación y ayudando a dormir.

Esta es una rica fuente de minerales.  Entre ellos se encuentran el zinc, hierro, calcio, magnesio, vanadio, cobre y cobalto.  Se trata de una hierba eficaz de refuerzo inmune que tiene la capacidad de aumentar el recuento de glóbulos blancos y preparar el cuerpo para producir antígenos para luchar contra diferentes infecciones y alergias.

Reduce Tus Nervios, Ansiedad, Y Estrés Con Esta Hierba

Es excelente para mejorar la función del cerebro y los neurotransmisores.  Estos pueden ayudar a afecciones neurológicas como la niebla cerebral, migrañas, temblores, tics y espasmos, síndrome de piernas inquietas, dolor nervioso crónico, y herpes.

Esta también es beneficiosa para la tiroides.  Esto se debe a que ayuda al organismo a producir hormonas tiroideas que pueden aumentar la energía, el metabolismo y promover un ciclo de sueño equilibrado.  Se ha demostrado que esta mejora el flujo de oxígeno y el uso en un nivel celular.  El flujo es muy beneficioso para aquellos que sufren problemas respiratorios como asma epico.   Se recomienda para los atletas que buscan aumentar la resistencia y la fuerza durante el entrenamiento.

También es muy beneficiosa para tratar la depresión, ansiedad, e insomnio.  Adicionalmente, puedes usarla para tratar la anemia, Cándida, diabetes tipo 2, y trastornos autoinmunes.  Entre los trastornos autoinmunes se encuentran la fibromialgia, la enfermedad de Lyme, y el síndrome de fatiga crónica.  Históricamente, ashwagandha también se ha utilizado como un tratamiento natural de infertilidad.  Fuentes:  https://www.wellside.org.uk/

Los registros históricos muestran que miles de personas usaron Ashwagandha para combatir el estrés y la fatiga en la antigüedad.  Hoy, la ciencia apoya en gran medida estas afirmaciones y muestra resultados prometedores para la eficacia de Ashwagandha.  Esta se usa en la reducción del estrés y la ansiedad para las personas en nuestro mundo moderno.

En última instancia, la ashwagandha puede ser útil para aquellos de nosotros con una vida estresante acelerada.  También es recomendada para aqueyos que están experimentando una gran ansiedad pero que se sienten fatigados.