No Más Insomnio – Duerme Como Un Ángel Con Esta Técnica

¿No puedes dormir bien o tienes insomnio?

El insomnio es el problema de sueño más común entre los adultos.  Este es considerado como un síntoma o dolencia de sueño insuficiente.  En este caso el sueño es intranquilo, de mala calidad, o no restaurador.

Si no lo tratas a tiempo puede llevarte a la somnolencia durante el día y deterioro del ánimo.  Adicionalmente, puedes tener dificultades con la memoria, mal rendimiento, accidentes, enfermedad, e incapacidad para disfrutar la vida.  La falta de sueño los expone a la depresión.

Es importante identificar la causa de falta de sueño para que puedas usar la forma más efectiva de tratarlo.  También debes de identificar por cuanto tiempo estas sufriendo de esta condición.  Esto te ayudara a saber qué tipo tienes.

Tipo y Duración:

  • Transitorio: algunas noches cada semana
  • Corto Plazo: 1-2 semanas
  • Crónico: Dura más de un mes (por lo menos 3 noches por semana)
  • Intermitente: Ocurre con menor o mayor frecuencia durante una época más larga de tiempo.

Algunas personas que sufren de este mal porque adquieren malos hábitos de sueño.  Te recomendamos llevar un diario sobre el sueño.  Aquí anota a qué hora duermes y te levantas.  También puedes anotar las actividades que realizas durante el día.  Es importante identificar la causa subyacente de su insomnio, y el diario ayuda a reunir datos. Use el diario sobre el sueño cuando consulta al médico sobre su sueño y otros problemas.  Fuente: https://www.sleepfoundation.org

Las siguientes aplicaciones te pueden ayudar a mejorar tu falta de sueño.

Ten cuidado si piensas comprar medicamentos para dormir sin receta.  Habla con tu medico antes de hacer esta locura.  Este tipo de medicamento sin receta puede no ser tan poderoso ni tan seguro.  La razón es porque no se les somete a las mismas pruebas rigurosas que las medicinas con receta.

Buenas Costumbres Para Remover El Insomnio Y Fomentar El Sueño

  • Evita la cafeína por lo menos 8 horas antes de acostarte.
  • Haz ejercicio por lo menos de 3 a 6 horas antes de acostarse.
  • No te acuestes demasiada satisfecha ni con mucha hambre.
  • Establece una hora fija para dormirte y para despertarte todos los días.
  • Haz algo relajante antes de acostarte.
  • Mantén tu dormitorio fresco, oscuro, y sin ruidos.
  • Use la cama únicamente para dormir y para tener relaciones sexuales.

Haz esto si no puedes dormir:

  • Levántate de la cama tras 15 minutos de no poder dormir, o si despiertas con frecuencia durante la noche.  Ve a otra habitación y trata de relajarte.  Luego vuelve a tu cama e intenta dormir.
  • Si despiertas demasiado temprano trata de exponerte a luz del sol temprano durante el día.

Comments

comments