¿Cómo Mejorar Tu Sistema Inmunológico Para Prevenir Enfermedades?

El sistema inmunológico protege tu cuerpo de bacterias, virus, hongos y otros organismos nocivos.  Las toxinas en los alimentos y el medio ambiente, la mala alimentación y el estrés pueden contribuir a la disminución de la actividad del sistema de una forma drástica.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¿Cómo Mejorar Tu Sistema Inmunológico Para Prevenir Enfermedades?

Vitaminas.  Para proteger tu sistema tienes que proteger tus células con vitaminas, especialmente las vitaminas C y E, las cuales son conocidas como antioxidantes.  Los antioxidantes estimulan la inmunidad.  Adicionalmente, protegen contra el cáncer mediante la neutralización de los radicales libres.  Adicionalmente, la vitamina A también ayuda a fortalecer las células inmunes.

Obtén energía fresca con el oxígeno.   La respiración profunda y el aire fresco reponen el oxígeno en tu cuerpo.  El ejercicio regular también aumenta el consumo de oxígeno.  Adicionalmente, ayuda a construir la salud del sistema cardiovascular e inmunológico.  Participa en ejercicio moderado durante una hora al día para asegurar la ingesta abundante de aire fresco.  Esto promueve el intercambio de oxígeno entre la sangre y el aire.  Al hacer que el metabolismo cambie de velocidades, lleva la movilización eficiente de energía de los nutrientes.

Fortalece la glándula timo.  Está situada en la parte superior del pecho detrás del esternón.  Es un vivero de células del sistema inmune que ayudan a combatir las infecciones.  Por desgracia, este órgano se encoge de tamaño a medida que nos hacemos mayores.  Consecuentemente, su eficacia disminuye gradualmente.  Ejercicio para estimular la glándula: cada mañana, toca en el medio del esternón con los dedos durante 5 minutos.

Mantén el nivel de humedad en el interior de tu hogar.  El interior de tu hogar debe de estar húmedo entre 30 y 50 por ciento.  Esto hace que las membranas mucosas de la nariz no se sequen.  Esto ayudará a proteger los cilios.   Los cilios son los finos pelos que recubren la nariz y actúan como una barrera para evitar que los gérmenes penetren en el cuerpo.

Deficiencia Del Sistema Inmunológico

Muchos factores juegan un papel en el fortalecimiento del sistema inmunológico.  Entre ellos está una dieta equilibrada.  Esta proporciona los bloques de construcción para las células sanas.

Si la función inmune se debilita, tu cuerpo está sujeto a la fatiga y la enfermedad.  Como consecuencia, tu cuerpo no será capaz de evitar las infecciones.  Las células del sistema inmune ayudan a crear una barrera efectiva contra la infección.  Estas células son producidas por la glándula del timo, el bazo y otros órganos.  Se mueven por el cuerpo a través de los vasos linfáticos hasta llegar a los ganglios linfáticos, que almacenan estas células.

Las células inmunes pueden ser dañadas por las moléculas inestables de oxígeno en el organismo.  Estas moléculas son llamadas radicales libres.  Estos pueden generarse en números peligrosamente altos debido a la mala nutrición, radiografías, el alcohol, los humos de cigarrillos y contaminantes.

¿Cómo puedes ayudar a tu sistema inmunológico?

  • Las vitaminas ayudan a fortalecerlo mediante la neutralización de estas partículas perjudiciales que dañan las células.
  • El ejercicio también ayuda a mantener una buena salud mediante la promoción de la circulación sanguínea y la garantía de un suministro abundante de oxígeno a través del cuerpo.
  • La equinácea es uno de los remedios a base de hierbas más eficaces y populares para el fortalecimiento del sistema inmunológico.  Esta puede movilizar a las células del sistema inmune y estimular su lucha activa contra las enfermedades.
  • Otras hierbas estimulan tu sistema inmune como lo son el ginseng siberiano, el añil silvestre, tuya y la manzanilla.

Aromaterapia: ¿Cómo Los Aceites Esenciales Funcionan En Tu Sistema?

Los aceites esenciales pueden ejercer un poderoso efecto sobre la mente, el estado de ánimo y emociones.  Estos aceites pueden tener un efecto curativo, tanto mental como emocionalmente.  Los beneficios psicológicos se obtienen por lo general cuando se inhalan los aceites esenciales.

Nuestro sentido del olfato se rige por el órgano olfativo en la parte superior de la nariz.  El aroma envía una señal inmediata para el sistema límbico del cerebro.  El sistema límbico es el centro de la memoria y la emoción.

Fragancias en tu casa, habitación u oficina.  Una de las enormes ventajas para el uso de los aceites esenciales es que crean aromas naturales y deliciosos.  Los aceites esenciales son naturales, puros y sin adulterar.  Perfumes comprados en la tienda simulan un aroma particular.  Por lo general, estos perfumes están hechos de productos químicos y no ofrecen los mismos beneficios.

Comprar sólo aceites esenciales para perfumar tu habitación es una opción inteligente y saludable.  No sólo disfrutarás de fragancias agradables a través de la gran selección de aceites sino que también recibirás beneficios terapéuticos.  No hay necesidad de quemar velas falsas en tu hogar.  A menudo, aquellos que se han quejado de la sensibilidad a las fragancias están inconscientemente reaccionando a los productos químicos o sintéticos.  Un ejemplo del resultado de la quema de ellos en el aire.

¿Cómo seleccionar la fragancia adecuada para tu habitación, cocina, baño u oficina? Puedes agregar fragancias simplemente a través de la difusión de aceites esenciales en el aire.