Consejos Para Tratar La Anemia Desde Tu Cocina

Sigue estos consejos para tratar la anemia desde tu cocina:

Escuchamos constantemente sobre alguien que tiene anemia, o quizá la padecemos, pero no entendemos realmente lo que significa tener anemia y sus consecuencias. La anemia es un síndrome que se caracteriza por la disminución anormal del número o tamaño de los glóbulos rojos que contiene la sangre o de su nivel de hemoglobina.

Algunos remedios caseros incluyen el comer habichuelas y carne roja. Otros remedios incluyen el descansar o ir a un área elevada para que más oxígeno entre en tu cuerpo.  Estos métodos por lo general son eficaces, pero toman tiempo para quitarte tu anemia.

Si no has escuchado de la espirulina, debes de seguir leyendo para que te enteres como este superalimento mejorará tu anemia inmediatamente.  La espirulina es un alga unicelular (una cianobacteria) que es fuente de proteínas, minerales y vitaminas. El color verde azulado, proporciona una concentración de nutrientes que fortifica los huesos, mejora el aspecto de la piel, es especialmente eficaz en casos de anemia, desmineralización y agotamiento. También ayuda a recuperar la forma física, la energía, vitalidad y a desintoxicar el organismo.

Aunque se le llama alga no lo es en realidad, se trata de cianobacterias que a diferencia de otras bacterias tienen clorofila, ya que utilizan el sol como fuente de energía y crecen como las plantas o las algas. La espirulina ayuda al sistema nervioso gracias a su alto contenido en vitaminas, posee muchísimo betacaroteno, hierro, calcio y proteínas, y es potencialmente antioxidante y antiinflamatoria.  La espirulina es rica en vitamina K, yodo, magnesio, selenio, manganeso, potasio y zinc.  Fuente:  https://www.usda.gov/

Consejos Para Tratar La Anemia Desde Tu Cocina

¿Para qué es buena la espirulina y cuáles son sus beneficios?  Esta es muy útil para reducir la inflamación en aquellas enfermedades que tienen la inflamación como causa o síntoma (traumatismo, obesidad, reuma, colitis, etc).  También previene y combate los casos de anemia ferropénica, ya que, su contenido en vitamina C favorece la absorción del hierro. Combate el cansancio, un síntoma común de la anemia ferropénica.

La espirulina ayuda a prevenir dislipidemias (alteraciones en el metabolismo de los lípidos que provocan la acumulación de grasas en el torrente sanguíneo). La espirulina tiene un impacto beneficioso sobre la flora bacteriana del intestino, la cual se encuentra alterada en casos de consumo de medicamentos como antibióticos, patologías intestinales o malos hábitos alimenticios. Aumenta las defensas en estados deprimidos del sistema inmunológico, ante patógenos, infecciones, etc.

Recuerda siempre no sobrepasar la dosis recomendada, de 3 a 4 gramos solo entra las comidas principales, no olvides tomar abundante agua para una mejor absorción de este alimento, esto es importante para que tu cuerpo lo asimile y tome de la espirulina todos sus beneficios.

¿Cómo preparar un zumo de espirulina?  Coloca una cucharadita de espirulina en polvo en el fondo de un vaso.  Exprime una cierta cantidad de frutas como para llenar el vaso. Para esto, siempre los cítricos como la toronja, el limón o la naranja son los más adecuados. Pero, por otra parte, si tienes extractor de zumo lo puedes hacer con la fruta que te plazca.

Mezcla bien hasta que la espirulina se incorpore al zumo y te quede una bebida sin grumos, homogénea y, por supuesto, verdosa.  Ingiere, sobre todo en el desayuno, así aprovechar sus propiedades y sus fibras desde la primera hora del día.

 

 

Comments

comments